Rico Caos

By Cymarel
El caos se organiza para que los insomnes encontremos el sueño. El olvido recuerda y entre cuerda y cuerda siempre queda tiempo para echar unas risas. El sueño no me lo quita el trabajo que de repente sobra, ni la música que milagrosamente está presente sólo en la versión deseada. El sueño me lo quitan los sueños y no poder soñar, una contradicción que a lo mejor sólo yo entiendo pero que es suficiente para empezar a explicar este anagrama convertido a blog y su ausencia.
Vaya semana! Después de varios meses casi de vacaciones, caemos en la semana del último concierto de febrero, quizás el más importante, y nos empiezan las prisas. Comienzan los ensayos con la banda casi completa, y hay que estar pendiente de no herir ninguna sensibilidad mientras llamas a los músicos como cincuenta veces para ponerse de acuerdo en una hora que le venga bien a todos; Hay que coordinar la promoción, vender entradas, pensar en la televisión; Todo esto pasa la misma semana que me aprueban el primer proyecto del año, que es además uno de los pocos que vale la pena, pero que es para hacerlo en un tiempo récord de una semana y arranca la vorágine. Llamadas a Argentina, a Los Angeles, llamadas a dos Jaimes distintos y en mi cabeza una división: la parte izquierda, la creativa, ha creado una dupla para encargarse del tema musical y otra para visualizar los mejores planos de mi vida; la parte derecha tiene que pensar en negocios, y en organización y en números, y en la compra, y en que tengo que traspasar la administración del apartamento, y en que la muchacha del servicio no vino hoy y no me dijo porqué. Y eso no es todo, porque siendo futbolero como soy, no puedo obviar que esta semana también recomenzó la champions y su fantasy league, y me llegó mi juego favorito (WE8), el cual no he podido casi ni abrir.
Por si todo esto fuera poco mi Blog me pide comida, me tira de la moral y me apunta con su dedo acusador: “escritor de poca monta”. Ayer hasta me puse a escribir estrofas basadas en simples conversaciones (bueno nunca son simples en el salón de la justicia). Y yo me pregunto: Qué será de Quirino, y el metro, y el dólar, y los casandras… que se jodan, esta semana yo sólo tengo tiempo para hacer y deshacer a placer. Y mientras el sueño me venció porque, a pesar de todo tener tantas cosas en las que pensar te alivia el corazón y te prepara para afrontar un nuevo verano en esta maravillosa y calurosa ciudad.
 

4 comments so far.

  1. Janio 9:58 a. m.
    A mí me encantaron las estrofas. El mundo 1, el mundo del agua. Siento que el sábado Barcelona y Real Madrid serán de un mismo equipo. Y descuida, Marel, la gente grande tiene los calendarios ocupados. Cuando lo sea, seguramente lo tendré. Lo bueno de todo, es que ya sabemos improvisar esta vida que vivimos en vivo. Parece que te estás prendiendo en fuego, positivamente hablando. Un abrazo pa siempre.
  2. Lau 3:11 a. m.
    Extrañé tu sonrisa ésta noche. Nos vemos el Sábado.
  3. Renny R. 12:01 p. m.
    Tener tantas cosas hace que lo hagas mejor. No se si la presion, el no querer quedar mal o lo que sea.
    Por otro lado...
    El breve ensayo fue como tener en repeat mi cancion favorita.
  4. solaikah 12:25 p. m.
    "El sueño me lo quitan los sueños y no poder soñar"...la verdad es que yo tambien entiendo esta contradiccion!...saludos, Sol

Something to say?