Filosofando

By Cymarel
Pasamos tanto tiempo intentado ser normales. Hacemos rutinas mentales para buscar ese estado de paz interior. Estamos constantemente huyendo del dolor, forzándonos a hacer lo correcto. Yo me pregunto: ¿nos estamos engañando? Y si fuese mucho más interesante no conocernos tanto. No tenerle tanto miedo a ser distintos. Llorar, llorar desenfrenadamente y no intentar encontrar el porqué. Me imagino que sería muy dramático, pero también sería real. La paradoja está en que a medida en que aceptamos este estado de desequilibrio, encontramos el equilibrio que tanto buscamos. Aceptar nuestras imperfecciones, nuestras incoherencias, sin intentar entenderlas puede ser un poco cobarde, pero es quizás la manera más fácil de aceptar la rutina, el desamor, los fracasos y las dudas. No voy a hacer un esfuerzo para ser feliz, simplemente voy a serlo. Y cuando llore simplemente voy a llorar. Si me entiendo o no me entiendo poco importa. Es muy probable que las decisiones que no tome influyan tanto en mi vida como las que tome. Entonces no me esforzaré tanto. Seré feliz y triste. Seré a la vez. Seré.
 

9 comments so far.

  1. gabi 12:41 p. m.
    “La paradoja está en que a medida en que aceptamos este estado de desequilibrio, encontramos el equilibrio que tanto buscamos. Aceptar nuestras imperfecciones, nuestras incoherencias, sin intentar entenderlas puede ser un poco cobarde, pero es quizás la manera más fácil de aceptar la rutina, el desamor, los fracasos y las dudas.”
    Eso debemos tenerlo escrito por ahí para no olvidarlo nunca.

    Hay que llorar, de alegría, de tristeza, pero hay que llorar. ¿Te imaginas que fuerte sería no poder llorar nunca? Un abrazo fuerte Marel.
  2. Luna 9:00 p. m.
    no poder llorar seria muy feo, despues de llorar siempre hay un segundo de paz, justo despues del ultimo "hip".. y encuentras justo lo que buscabas antes de empezar a llorar, y si todos nos aceptaramos como somos la vida fuera un poco mas facil, pero el comportamiento humano es algo sumamente complicado, que si me voy en hablar de eso, no voy acabar nunca :P..
    me gusto mucho eso que escribiste.
  3. Alma de goma 8:59 a. m.
    Hay tiempo para todo. Haz lo que diga tu corazón. Siempre es importante que seamos honestos con nosotros mismos. Seguimos apelando a la curiosidad.

    Gracias por enseñarme a Drexler.
    Aprecio desde este lado.
  4. Libélula 9:53 a. m.
    Una vez leí una frase que me gustó mucho: “A veces debemos salir heridos para que podamos crecer, debemos fallar para que podamos entender y a veces nuestra visión solo se esclarece cuando nuestros ojos han sido bañados por lágrimas"

    Es cierto que una buena lloradita de vez en cuando limpia un poco nuestro espíritu. Me encantó lo que escribiste!!!
  5. yamita 12:25 a. m.
    totalmente de acuerdo, creo que todos deberiamos aprender a filosofar...
  6. Montirul 10:38 a. m.
    Ser no es solo ser, es ser como no somos y como somos siendo lo que somos sin dejar de ser...
  7. PLANETABLOG 10:44 a. m.
    El otro día estaba yo pensando lo mismo, yo sé si eran los efectos secundarios de un Brugal, pero la cuestion es que la mayoría de las veces nos restringimos porque talvez lo que queremos está fuera de las normal. Dice un amigo mío que nadie en esta vida hace lo que le da la gana, simplemente lo que le dicta algo o alguien.
  8. lamitad 9:51 a. m.
    No huyas, si sabes que algo no funciona, arréglalo! no pienses mas y déjate llevar por lo dicta tu corazón.
  9. wilfredo alemany 8:28 p. m.
    creo que Alejandro dio en el blanco: debemos ser honestos con nosotros. Ese es el primer paso que es a su vez el unico necesario para iniciar la transformacion desde el EGO-ISMO. Para lograr esa transformacion debemos salirnos del campo del PENSAMIENTO. Ese pensamiento ¨"especulativo" se convierte en algo mas importante que LA VIDA misma. y eso es malo.
    Puedes OBSERVAR tus pensamientos, sin agregarle ni quitarle nada?
    Si puedes hacerlo comenzaras a limpiar tu cerebro y esto te llenara de una energia inmensa..como el COSMOS
    W:A

Something to say?